Con gran éxito culminó Desafío de Verano Organizado por las Academias de Tecnología

15 · enero · 2019

Participantes construyeron su propio auto con sensores capaces de sortear obstáculos

 

Con ganas de aprender más, así se fueron los 24 participantes del “Desafío de Verano”, actividad organizada por las Academias de Tecnología del Departamento de Electrónica de la Universidad Santa María y que se realizó entre los días 6 y 8 de enero.

 

Durante tres días los jóvenes, todos estudiantes entre 12 y 18 años, recibieron una capacitación intensiva en electrónica para poder dar sus primeros pasos en esta rama y lograr el objetivo final, el que fue conquistado satisfactoriamente.

 

“Esta actividad, como bien dice su nombre fue un desafío, no una competencia. Trabajar 3 días como locos y motivarlos para seguir trabajando. Acá el desafío real es ver lo que ellos harán más allá del campamento” señaló Javier Torres, uno de los 4 coordinadores de esta actividad.

 

ESTUDIANTES FELICES

 

Los estudiantes agradecieron esta oportunidad y varios esperan volver el otro año o bien     participar de las Academias que se realizan los días sábado.

 

“Fue una gran oportunidad, te explican todo. Los tutores te apoyan en todo momento. Empezamos con juegos para ir soltándonos un poco y de a poco entrando en más conocimiento” aseguró Benjamín Olivares, estudiante del liceo José Cortés Brown.

 

En tanto para Raziel Retamal, también del liceo José Cortés Brown, fue más sencillo de lo que tenía presupuestado. “Pensé que sería más complicado y no, explicaron todo desde cero y ha sido súper interesante y más fácil de lo que creí” aseguró.

 

Antonio Ponce, del Colegio Santa Clara, en tanto, tomó esta oportunidad como algo novedoso para hacer en las vacaciones. “Le estoy tomando más interés a la electrónica, estoy entendiendo más y me gustó mucho el trabajar en equipo y trabajar con cables y todo eso” concluyó.

 

Para Francisca Paredes, del colegio Aconcagua, la experiencia también resultó más accesible de lo que esperaba. “Pensé que sería más difícil, pero cuando uno tiene las herramientas y las explicaciones al lado, se hace más fácil. Además me interesa mucho la informática, la electrónica y la programación” concluyó Francisca.

 

El más pequeño de todos los participantes fue Simón Veliz del colegio San Vicente de Playa Ancha. Con 12 años quedó en el grupo de avanzados y desde los 9 que participa en cada actividad relacionada con electrónica o informática que conoce. “Ha sido súper bacán aprender de placas y circuitos, además yo aprendí Arduino hace varios años, armo computadores y ahora me haré una consola. Es más, el computador que tengo me lo armé yo y le cambié todos los componentes”.

 

PAPÁS ORGULLOSOS

 

La actividad que culminó el miércoles con la exhibición de los autos sorteando los obstáculos, contó con la participación de los papás que pudieron ver los resultados del trabajo de tres días de sus hijos.

 

“Me parece una excelente iniciativa de ir entregándole pautas a los niños para ir viendo su norte en el sentido de qué carrera podrían estudiar de una manera más aplicada como esta, además los niños a esta edad conectados y con esto le dan un sentido más lúdico” señaló Liza Sotelo, mamá de Maximo Fargo.

 

Una vez finalizada la exhibición, tutores, padres e hijos compartieron un coctel para celebrar el éxito de este “Desafío de verano”.

No hay comentarios en esta noticia

Ingresa tu comentario

Valoramos su opinión siempre que esta sea emitida con respeto y responsabilidad. Nos reservamos el derecho a no publicar comentarios que resulten ofensivos o fuera del contexto de la noticia.

(*) Son datos necesario para enviar.